La leyenda de Kelpie

Esto es algo que teníamos en nuestro antiguo foro, y creemos que puede ser un buen dato para conservar:

Kelpie, o kelpie de agua, es el nombre escocés otorgado a un espíritu del agua capaz de cambiar de forma, el cual habita en los lagos (Loch) y estanques de Escocia. En sus apariciones usualmente se describía con la forma de un caballo, pero es capaz de adoptar una figura humana de igual manera. Algunos testimonios afirman que el kelpie mantiene los cascos de sus patas cuando aparecía como humano, lo que generó una asociación con la idea cristiana de Satán como fue descrito por Robert Burns en su poema de 1786, “Address to the Deil”.

Casi todos los cuerpos de agua significativos en Escocia se asocian con una historia de kelpie, pero la más reportada es la del Lago Ness.

Se han observado paralelismos con el nixe germánico y con el bäckahäst escandinavo. Desde otra perspectiva, el wihwin de América central y el bunyip australiano han sido considerados como su contraparte. Se ha propuesto que el origen de la creencia en caballos acuáticos malévolos tuvo lugar en los sacrificios humanos que se realizaron alguna vez para calmar a los dioses asociados con el agua, pero las narrativas acerca de los kelpies también tenían un propósito práctico, mantener a los niños lejos de cuerpos de agua peligrosos, y advertir a las mujeres sobre los extraños atractivos.

Los Kelpies han sido representados en sus formas variadas en el arte y literatura, de manera más reciente, en dos esculturas de acero de 30 metros en Falkirk, las cuales se titulan The Kelpies, terminadas en octubre del 2013.

Les dejamos la letra de Kelpie “La Dama Del Amanecer”

Oigan la historia que les cuento,
por testigo pongo al tiempo que asi ocurriò:
el dios de la lluvia gemìa y lloraba
y, por sèquito, la niebla le acompañó.

Segundos antes de medianoche,
en la hora en que las brujas toman el te
donde el horizonte del bosque se esconde,
en un claro, un posada a lo lejos se ve.

Su nombre era kelpie,
la dama del amanecer,
en la noche de los difuntos
se le puede ver.

Dicen que viviò
atormentada
que su principe era
de los prometer al meter
y una vez yacido olvidar lo prometido
y los nueve meses ni el pelo se dejó ver.

Su nombre era kelpie,
la dama del amanecer,
en la noche de los difuntos se le puede ver.
Tu alma quiere poseer.

Por conocer varòn fue condenada,
enterrada en vida entre muros, kelpie muriò,
y desde ese dia su alma te guìa
hacia la posada donde le conoció.

No beses su boca
si a media noche tu la vez,
pues si acaricicas esos labios
siempre moriras de pie
entre los muros, ya hay ciento diez.

Su nombre era kelpie,
la dama del amanecer,
en la noche de los difuntos
se le puede ver
Tu alma quiere poseer.

Su nombre era kelpie,
la dama del amanecer
en la noche de los difuntos
se le puede ver
Añora un amor tener.